Asma

Definición

El asma es una enfermedad crónica de las vías aéreas y se caracteriza por síntomas variables y recurrentes de obstrucción del flujo de aire, hiperreactividad bronquial e inflamación crónica. Su origen depende de la predisposición genética sobre todo de los padres, la obesidad y otros factores ambientales.

Epidemiología

Afecta alrededor de 300 millones de personas en el mundo y su prevalencia tanto en niños como en adultos viene en aumento. Alrededor de 1 de cada 10 niños y 1 de cada 12 adultos pueden ser asmáticos. El asma mal controlada constituye un problema de salud pública que afecta a todos los países del mundo, las crisis asmáticas se expresan en visitas a los servicios de urgencias, afección de la calidad de vida con ausentismo escolar y laboral.

Signos y síntomas

  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho
  • Tos seca en las madrugadas
  • Tos que varía en frecuencia e intensidad
  • Limitación con el ejercicio

Desencadenantes

Son las sustancias o situaciones que contribuyen a presentar una crisis de asma:

  • Infecciones virales
  • Epitelio de animales
  • Pólenes
  • Ácaros del polvo
  • Humedad
  • Humo de cigarrillo
  • Ejercicio
  • Estrés

Diagnóstico

Se requiere una historia detallada de antecedentes personales y familiares, signos y síntomas compatibles como: dificultad respiratoria, dolor en el pecho, tos seca en las madrugadas que varía en frecuencia e intensidad y limitación de la actividad física. También se preguntarán otras enfermedades alérgicas relacionadas como: rinitis, dermatitis atópica y/o alergia alimentaria. La evaluación física en un paciente sin crisis asmática generalmente es normal. Antes de 6 años el diagnóstico, es clínico y posteriormente se hará una prueba que lo confirme llamada espirometría que evalúa la función pulmonar, es decir el flujo del aire que pasa a través de las vías respiratorias.

Crisis asmáticas

El paciente experimenta síntomas como:

  • Falta de aire en reposo o con mínima actividad física
  • No mejoría luego de uso del salbutamol

Tratamiento

Un diagnóstico oportuno, un tratamiento con medicamentos apropiados y el control de los factores ambientales son claves en el control de la enfermedad.

Los objetivos son:

  • Evitar síntomas que interfieran en el día y la noche
  • Disminución del uso de medicamentos
  • Tener una función pulmonar normal
  • Evitar crisis asmáticas
  • Mejorar la calidad de vida del paciente y su familia

Medidas no farmacológicas:

  • Cumplir con el tratamiento en casa
  • Tener un plan de acción en caso de presentar crisis asmática
  • Vacunar contra la influenza
  • Identificar y evitar los desencadenantes
  • Monitorear los síntomas
  • Monitorear los síntomas
  • Asistir a los controles médicos

Medidas farmacológicas:

Aliviadores o de rescate

  • Actúan rápidamente para abrir las vías respiratorias
  • Se usan durante las crisis asmáticas
  • Son de corta acción

Controladores, de mantenimiento o preventivos

  • Reducen la frecuencia y severidad de los síntomas de asma
  • Reducen la inflamación de las vías respiratorias
  • Su uso es diario, aunque el niño se encuentre bien

Inmunoterapia

En los casos de asma alérgica por pólenes o ácaros, el uso de inmunoterapia es una estrategia de tratamiento segura y efectiva. Consiste en la presentación de pequeñas cantidades de alérgenos al paciente, ya sea vía subcutánea (inyecciones) o sublingual (gotas debajo de la lengua) para crear tolerancia a los alérgenos que ocasionan las exacerbaciones de asma. Su duración es entre 3 a 5 años.

Fuentes
  • Global Initiative for Asthma. The Global Asthma Report [Internet]. Gina asthma; 2019 [consultado el 01 de Julio de 2019]. Disponible aquí
  • Akinbami LJ, Simon AE, Rossen LM. Changing trends in Asthma prevalence among children. Pediatrics. 2016; 137: 1-7
  • Papi A, et al. Asthma. Lancet 2018; 391: 783–800